Y así dos orillas tu corazón y el mío, pues, aunque las separa la corriente de un río, por debajo del río se unen secretamente.


y-así-orillas-tu-corazón-y-mío-pues-aunque-separa-corriente-río-debajo-del-río-se-unen-secretamente
josé Ángel buesaasíorillastucorazónmíopuesaunqueseparacorrienteríodebajodelríoseunensecretamentey asíasí dosorillas tutu corazóncorazón yel míoaunque laslas separasepara lala corrientecorriente deun ríodebajo deldel ríorío sese unenunen secretamentey así dosasí dos orillasdos orillas tuorillas tu corazóntu corazón ycorazón y ely el míoaunque las separalas separa lasepara la corrientela corriente decorriente de unde un ríopor debajo deldebajo del ríodel río serío se unense unen secretamentey así dos orillasasí dos orillas tudos orillas tu corazónorillas tu corazón ytu corazón y elcorazón y el míoaunque las separa lalas separa la corrientesepara la corriente dela corriente de uncorriente de un ríopor debajo del ríodebajo del río sedel río se unenrío se unen secretamentey así dos orillas tuasí dos orillas tu corazóndos orillas tu corazón yorillas tu corazón y eltu corazón y el míoaunque las separa la corrientelas separa la corriente desepara la corriente de unla corriente de un ríopor debajo del río sedebajo del río se unendel río se unen secretamente

Lucha siempre por tu causa, aunque sea una cauda perdida, porque sólo los peces muertos, siguen la corriente del río -Anónimo
lucha-siempre-tu-causa-aunque-sea-cauda-perdida-só-peces-muertos-siguen-corriente-del-río
Solo los peces muertos siguen la corriente del rio. -Anónimo
solo-peces-muertos-siguen-corriente-del-rio
Sólo los peces muertos siguen la corriente del rio
só-peces-muertos-siguen-corriente-del-rio