Un día se presentó a una autoridad de su tiempo un hombre con un martillo en la mano.«Con este instrumento quiero hacer obras de arte —dijo—, obras de arte que todo el mundo vendrá a ver. » Lo pusieron gentilmente en la calle. Era Miguel Angel.


un-día-se-presentó-a-autoridad-hombre-martillo-manocon-este-instrumento-quiero-obras-arte-dijo-obras-arte-que-mundo-vendrá-a-ver
bruno munaridíasepresentóautoridadhombremartillomanoconesteinstrumentoquieroobrasarte—dijo—quemundovendrverpusierongentilmentecallemiguelangelun díadía sese presentóuna autoridadautoridad deun hombrehombre conun martillomartillo eneste instrumentoinstrumento quieroquiero hacerhacer obrasobras dede artearte —dijo—obras dede artearte queque todoel mundomundo vendrálo pusieronpusieron gentilmentegentilmente enla calleera miguelmiguel angelun día sedía se presentópresentó a unaa una autoridaduna autoridad deautoridad de sutiempo un hombreun hombre conhombre con uncon un martilloun martillo enmartillo en laeste instrumento quieroinstrumento quiero hacerquiero hacer obrashacer obras deobras de artede arte —dijo—obras de artede arte quearte que todoque todo eltodo el mundoel mundo vendrávendrá a ver» lo pusieronlo pusieron gentilmentepusieron gentilmente engentilmente en laen la calleera miguel angel

Obras de arte es aquel en el que la mano, la cabeza y el corazón del hombre van de la mano.Quiero servir al ajedrez a través de juegos, libros que son obras de arte. Me gustaría llevar el juego más cercano a muchas personas en todo el mundo.Cuando el ángel brillante domina, sale una gran obra de arte, un David de Miguel Ángel o una sinfonía de Beethoven.El arte y las obras de arte no hacen un sentido artista y el entusiasmo y el instinto no.Incluso Miguel Ángel recibió un pago para hacer la Capilla Sixtina. Para aquellos artistas que dicen que lo hacen por amor al arte, digo: Sé realista.Que cada hombre construya su propia catedral. ¿Para qué vivir de obras de arte ajenas y antiguas?