Todo crecimiento es un salto en la oscuridad, un acto premeditado espontánea sin el beneficio de la experiencia.


todo-crecimiento-salto-oscuridad-acto-premeditado-espontánea-beneficio-experiencia
crecimientosaltooscuridadactopremeditadoespontneabeneficioexperienciatodo crecimientocrecimiento esun saltosalto enla oscuridadun actoacto premeditadopremeditado espontáneaespontánea sinel beneficiobeneficio dela experienciatodo crecimiento escrecimiento es unes un saltoun salto ensalto en laen la oscuridadun acto premeditadoacto premeditado espontáneapremeditado espontánea sinespontánea sin elsin el beneficioel beneficio debeneficio de lade la experienciatodo crecimiento es uncrecimiento es un saltoes un salto enun salto en lasalto en la oscuridadun acto premeditado espontáneaacto premeditado espontánea sinpremeditado espontánea sin elespontánea sin el beneficiosin el beneficio deel beneficio de labeneficio de la experienciatodo crecimiento es un saltocrecimiento es un salto enes un salto en laun salto en la oscuridadun acto premeditado espontánea sinacto premeditado espontánea sin elpremeditado espontánea sin el beneficioespontánea sin el beneficio desin el beneficio de lael beneficio de la experiencia

El artista nunca del todo sabe Suponemos. Podemos estar equivocados, pero nos llevará después de saltar salto en la oscuridad.Todo gobierno, de hecho cada beneficio y disfrute humano, toda virtud, y cada acto prudente, se funda en el compromiso y el trueque.No hay crecimiento sin cambio, no hay cambio sin temor o pérdida y sin pérdida sin dolor.. pero sin dolor nunca se sabe acerca del crecimiento...El juego es un acto de adaptación de forma única, no subordinado a algún otro acto de adaptación, pero con una función especial de su propia experiencia humana.La fe es el salto a ciegas hacia los brazos de alguien que te acoge en ellos. es el consuelo frente al miedo y al dolor incomprensibles. la confianza del niño en la mano que lo saca de la oscuridadUna vez que creemos en nosotros mismos, podemos correr el riesgo de la curiosidad, asombro, alegría espontánea, o cualquier experiencia que revela el espíritu humano.