Tengo mi propia versión del optimismo. Si no puedo cruzar una puerta, cruzaré otra o haré otra puerta. Algo maravilloso vendrá, no importa lo oscuro que esté el presente.


tengo-mi-propia-versión-del-optimismo-si-no-cruzar-puerta-cruzaré-otra-o-haré-otra-puerta-algo-maravilloso-vendrá-no-importa-oscuro-que-esté
mipropiaversióndeloptimismonocruzarpuertacruzaréotraharépuertaalgomaravillosovendrimportaoscuroqueestépresentetengo mimi propiapropia versiónversión deldel optimismosi nono puedopuedo cruzarcruzar unauna puertacruzaré otraotra oo haréharé otraotra puertaalgo maravillosomaravilloso vendráno importaimporta lolo oscurooscuro queque estéesté elel presentetengo mi propiami propia versiónpropia versión delversión del optimismosi no puedono puedo cruzarpuedo cruzar unacruzar una puertacruzaré otra ootra o haréo haré otraharé otra puertaalgo maravilloso vendráno importa loimporta lo oscurolo oscuro queoscuro que estéque esté elesté el presente

Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre. Pero con frecuencia miramos tanto a la puerta cerrada que no somos capaces de ver la puerta que se ha abierto frente a nosotros.Cuando una puerta se cierra otra se abre, es un hecho l apenas se acepta. La verdad es que a veces la puerta abierta es sólo para esa temporada.Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre; pero a menudo miramos tanto tiempo a la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotrosCuando una puerta de la felicidad se cierra, otra se abre; pero frecuentemente, permanecemos atrapados en la que se cerró y no vemos la nueva puerta que se ha abierto ante nosotros.Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre, pero muchas veces miramos tanto tiempo la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotrosCuando una puerta de felicidad se cierra otra se abre, pero muchas veces miramos tanto tiempo a la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotros