Sonreír es muy importante. Si no somos capaces de sonreír, entonces el mundo no tendrá paz. No es mediante manifestaciones en contra de las bombas atómicas que podemos lograr la paz. Es con nuestra capacidad de sonreír, respirar, y la paz que podemos lograr con esa actitud.


sonreír-importante-si-no-capaces-sonreír-mundo-no-tendrá-paz-no-mediante-manifestaciones-contra-bombas-atómicas-que-lograr-paz-es
thích nhat hanhsonreírimportantenocapacessonreírmundotendrpaznomediantemanifestacionescontrabombasatómicasquelograrnuestracapacidadrespirarpazesaactitudsonreír esmuy importantesi nono somossomos capacescapaces dede sonreírel mundomundo nono tendrátendrá pazno eses mediantemediante manifestacionesmanifestaciones enen contracontra delas bombasbombas atómicasatómicas queque podemospodemos lograrlograr lala pazcon nuestranuestra capacidadcapacidad dede sonreírla pazpaz queque podemospodemos lograrlograr concon esaesa actitudsonreír es muyes muy importantesi no somosno somos capacessomos capaces decapaces de sonreírentonces el mundoel mundo nomundo no tendráno tendrá pazno es mediantees mediante manifestacionesmediante manifestaciones enmanifestaciones en contraen contra decontra de lasde las bombaslas bombas atómicasbombas atómicas queatómicas que podemosque podemos lograrpodemos lograr lalograr la pazes con nuestracon nuestra capacidadnuestra capacidad decapacidad de sonreíry la pazla paz quepaz que podemosque podemos lograrpodemos lograr conlograr con esacon esa actitud

Nunca podemos obtener la paz en el mundo externo hasta que hagamos la paz con nosotros mismosEncontrar su paz interior, uno tiene que lograr la capacidad de vivir en armonía con uno mismo y el mundo.Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la pazCuando la gente empiece a aceptar que todos somos seres humanos, entonces podemos vivir en un mundo de pazSi no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de su propia paz.Extendemos nuestra mano hacia la paz. Nuestra gente está comprometido con la paz. Sabemos que la paz implica un compromiso doloroso para ambos lados.