Si queremos gozar la paz, debemos velar bien las armas; si deponemos las armas no tendremos jamás paz.


si-queremos-gozar-paz-debemos-velar-armas-deponemos-armas-no-tendremos-jamás-paz
queremosgozarpazdebemosvelararmasdeponemosarmasnotendremosjamspazsi queremosqueremos gozargozar lala pazdebemos velarvelar bienlas armassi deponemosdeponemos laslas armasarmas nono tendremostendremos jamásjamás pazsi queremos gozarqueremos gozar lagozar la pazdebemos velar bienvelar bien lasbien las armassi deponemos lasdeponemos las armaslas armas noarmas no tendremosno tendremos jamástendremos jamás pazsi queremos gozar laqueremos gozar la pazdebemos velar bien lasvelar bien las armassi deponemos las armasdeponemos las armas nolas armas no tendremosarmas no tendremos jamásno tendremos jamás pazsi queremos gozar la pazdebemos velar bien las armassi deponemos las armas nodeponemos las armas no tendremoslas armas no tendremos jamásarmas no tendremos jamás paz

Si queremos gozar la paz, debemos velar bien las armas; si deponemos las armas no tendremos jamás pazLas armas tienen por objeto y fin la paz, que es el mayor bien que los hombres pueden desear en esta vidaLas ideas son más poderosas que las armas. No vamos a dejar que nuestros enemigos tienen armas, ¿por qué debemos dejar que ellos tienen ideas.Afortunadamente, en lo que respecta a las armas, mi padre y mi tío me introdujeron a las armas la forma en que hay que hacer:. Inteligentes, lento y seguroLas artes son las armas de la comprensión y las armas de la felicidad.No seas veleta, no empieces a cada momento algo nuevo, fíjate el objetivo y persíguelo hasta el fin. mis arreos son las armas, mi descanso el pelear, mi cama las duras penas, mi dormir siempre velar.