Si algo os dice vuestro corazón, oíd su voz. El corazón es la voz de Dios, y los cálculos de la prudencia obra de hombre.


si-algo-os-dice-vuestro-corazón-oíd-voz-el-corazón-voz-dios-y-cálculos-prudencia-obra-hombre
friedrich schilleralgoosdicevuestrocorazónoídvozcorazónvozdiosclculosprudenciaobrahombresi algoalgo osos dicedice vuestrovuestro corazónoíd susu vozel corazóncorazón esla vozvoz dede dioslos cálculoscálculos dela prudenciaprudencia obraobra dede hombresi algo osalgo os diceos dice vuestrodice vuestro corazónoíd su vozel corazón escorazón es laes la vozla voz devoz de diosy los cálculoslos cálculos decálculos de lade la prudenciala prudencia obraprudencia obra deobra de hombresi algo os dicealgo os dice vuestroos dice vuestro corazónel corazón es lacorazón es la vozes la voz dela voz de diosy los cálculos delos cálculos de lacálculos de la prudenciade la prudencia obrala prudencia obra deprudencia obra de hombresi algo os dice vuestroalgo os dice vuestro corazónel corazón es la vozcorazón es la voz dees la voz de diosy los cálculos de lalos cálculos de la prudenciacálculos de la prudencia obrade la prudencia obra dela prudencia obra de hombre

Trabajé en mi voz para los sueños dulces, pero sólo para que coincida con mi voz habla la voz del canto real de Patsy. Esa fue mi camino en ese carácter.
trabajé-mi-voz-sueños-dulces-só-que-coincida-mi-voz-habla-voz-del-canto-real-patsy-esa-mi-camino-ese-carácter
Si oye una voz dentro de usted dice que no puede pintar después por supuesto pintar y esa voz será silenciada
si-oye-voz-usted-dice-que-no-pintar-después-supuesto-pintar-y-esa-voz-á-silenciada