Prefiero la sinceridad de la soledad, que la hipocresia de malas compañias


prefiero-sinceridad-soledad-que-hipocresia-malas-compañias
javier gonzalez jimenezprefierosinceridadsoledadquehipocresiamalascompañiasprefiero lala sinceridadsinceridad dela soledadque lala hipocresiahipocresia dede malasmalas compañiasprefiero la sinceridadla sinceridad desinceridad de lade la soledadque la hipocresiala hipocresia dehipocresia de malasde malas compañiasprefiero la sinceridad dela sinceridad de lasinceridad de la soledadque la hipocresia dela hipocresia de malashipocresia de malas compañiasprefiero la sinceridad de lala sinceridad de la soledadque la hipocresia de malasla hipocresia de malas compañias

No frecuentes las malas compañías, no sea que aumente su númeroNo se deje engañar: En tiempos de hipocresía, cualquier sinceridad parece cinismo.El único mérito de algunas compañías es el de hacernos estimar la soledad.Elija sus relaciones con prudencia. Su mejor estar solo que estar en malas compañías.Más vale una sinceridad que duela, que una hipocresía que alabe.