Pocas palabras se necesitan para expresar los buenos pensamientos; los malos, en cambio, suelen ocultarse bajo una catarata de palabras.


pocas-palabras-se-necesitan-expresar-buenos-pensamientos-malos-cambio-suelen-ocultarse-catarata-palabras
menzelpocaspalabrassenecesitanexpresarbuenospensamientosmaloscambiosuelenocultarsecataratapalabraspocas palabraspalabras sese necesitannecesitan parapara expresarexpresar loslos buenosbuenos pensamientoslos malosen cambiosuelen ocultarseocultarse bajouna cataratacatarata dede palabraspocas palabras sepalabras se necesitanse necesitan paranecesitan para expresarpara expresar losexpresar los buenoslos buenos pensamientossuelen ocultarse bajoocultarse bajo unabajo una cataratauna catarata decatarata de palabraspocas palabras se necesitanpalabras se necesitan parase necesitan para expresarnecesitan para expresar lospara expresar los buenosexpresar los buenos pensamientossuelen ocultarse bajo unaocultarse bajo una cataratabajo una catarata deuna catarata de palabraspocas palabras se necesitan parapalabras se necesitan para expresarse necesitan para expresar losnecesitan para expresar los buenospara expresar los buenos pensamientossuelen ocultarse bajo una catarataocultarse bajo una catarata debajo una catarata de palabras

Dícese que la lengua de los moribundos reclama nuestra atención como una intensa armonía: cuando quedan ya pocas palabras, no suelen gastarse en vano, y los que alientan sus palabras con dolores, hablan siempre la verdad.¿como expresar tanto,con tan pocas palabras...?Bajo la cáscara de las reivindicaciones suelen ocultarse el resentimiento y el odio.Los buenos autores, también, que una vez conocieron mejores palabras utilizan solo de palabras de cuatro letras de la escritura en prosa - todo valeUna mente morir es una mente demente, Lord Stark. Para todo el peso que se les da, las últimas palabras suelen ser tan significativo como primeras palabras.Las despedidas siempre harán daño, recuerdos buenos o malos van a traer lágrimas y las palabras nunca pueden sustituir a los sentimientos.