Para las pequeñas criaturas como nosotros la inmensidad es soportable sólo a través del amor


para-pequeñas-criaturas-inmensidad-soportable-só-a-través-del-amor
pequeñascriaturasinmensidadsoportablesólotravésdelamorlas pequeñaspequeñas criaturascriaturas comola inmensidadinmensidad eses soportablesoportable sólotravés deldel amorpara las pequeñaslas pequeñas criaturaspequeñas criaturas comocriaturas como nosotrosnosotros la inmensidadla inmensidad esinmensidad es soportablees soportable sólosólo a travésa través deltravés del amorpara las pequeñas criaturaslas pequeñas criaturas comopequeñas criaturas como nosotroscriaturas como nosotros lacomo nosotros la inmensidadnosotros la inmensidad esla inmensidad es soportableinmensidad es soportable sólosoportable sólo a travéssólo a través dela través del amorpara las pequeñas criaturas comolas pequeñas criaturas como nosotrospequeñas criaturas como nosotros lacriaturas como nosotros la inmensidadcomo nosotros la inmensidad esnosotros la inmensidad es soportablela inmensidad es soportable sóloes soportable sólo a travéssoportable sólo a través delsólo a través del amor

Para las pequeñas criaturas como nosotros la inmensidad es soportable sólo a través del amor.Para pequeñas criaturas como nosotros la inmensidad es soportable solo a través del amorPara criaturas pequeñas como nosotros, la inmensidad sólo es soportable con amor.La ciencia moderna ha descubierto que a través de cada emoción que experimentamos en nuestros cuerpos, también pasamos por cambios químicos tales como pH y hormonas que reflejan nuestros sentimientos. A través de las experiencias “positivas” de amor, compasión y perdón, y de las emociones “negativas” del odio, el juicio y la envidia, cada uno de nosotros posee el poder de afirmar o negar nuestra existencia a cada momento del día.Las calorías son sólo pequeñas diminutas criaturas que viven en su armario y coser su ropa un poco más ajustados cada noche.Un ser humano es parte de un todo, llamado por nosotros universo, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto... algo así como una ilusión óptica de su conciencia. Esta falsa ilusión es para nosotros como una prisión que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto que profesamos a las pocas personas que nos rodean. Nuestra tarea debe ser el liberarnos de esta cárcel ampliando nuestro círculo de compasión para abarcar a todas las criaturas vivas y a la naturaleza en conjunto en toda su belleza.