Para quien tiene su ideología limitada, libertad es inseguridad; solo puede llegar a ser libre quien posee una mente sin fronteras.


para-ideología-limitada-libertad-inseguridad-llegar-a-libre-posee-mente-fronteras
maclidelideologíalimitadalibertadinseguridadllegarlibreposeementefronterassu ideologíaideología limitadalibertad eses inseguridadpuede llegarser librelibre quienquien poseeposee unauna mentemente sinsin fronterastiene su ideologíasu ideología limitadalibertad es inseguridadsolo puede llegarllegar a sera ser libreser libre quienlibre quien poseequien posee unaposee una menteuna mente sinmente sin fronterasquien tiene su ideologíatiene su ideología limitadapuede llegar a serllegar a ser librea ser libre quienser libre quien poseelibre quien posee unaquien posee una menteposee una mente sinuna mente sin fronteraspara quien tiene su ideologíaquien tiene su ideología limitadasolo puede llegar a serpuede llegar a ser librellegar a ser libre quiena ser libre quien poseeser libre quien posee unalibre quien posee una mentequien posee una mente sinposee una mente sin fronteras

Quien piense que sólo él tiene el habla, o posee el habla o la mente por encima de los demás, cuando está desplegado tales hombres se ven a estar vacío.El sexo con quien sea que se haga nunca podría ser aburrido o poco placentero, el secreto esta en la diversidad, si siempre haces lo mismo ya no funciona, si siempre eres tu quien hace tampoco funciona, si siempre es a ti a quien le hacen no funciona, debe ser un toma y daca sin inhibiciones, sin miramientos, sin limites que al final el sexo es de las pocas cosas que deben hacerse libre, abierta y desenfrenadamenteQuien conoce a los demás posee inteligencia; quien se conoce a si mismo posee clarividencia. Quien vence a los demás posee fuerza; quien se vence a si mismo es fuerte.Una mujer nunca es sólo una mujer, querido Max. Es también, y sobre todo, los hombres que tuvo, que tiene y que podría tener. Ninguna se explica sin ellos... Y quien accede a ese registro posee la clave de la caja fuerte. El resorte de sus secretos.Hay quien pone en duda el porvenir del ideal de la libertad. Nosotros respondemos que tiene más que un porvenir: posee eternidadNadie puede ser feliz sin participar en la felicidad pública, nadie puede ser libre sin la experiencia de la libertad pública, y nadie, finalmente, puede ser feliz o libre sin implicarse y formar parte del poder político.