Ouida amaba a Lord Lytton con un amor que convirtió la vida de él en un infierno


ouida-amaba-a-lord-lytton-amor-que-convirtió-vida-él-infierno
oscar wildeouidaamabalordlyttonamorqueconvirtióvidaélinfiernoouida amabalord lyttonlytton conun amorque convirtióconvirtió lala vidavida deun infiernoamaba a lorda lord lyttonlord lytton conlytton con uncon un amorun amor queamor que convirtióque convirtió laconvirtió la vidala vida devida de élen un infiernoouida amaba a lordamaba a lord lyttona lord lytton conlord lytton con unlytton con un amorcon un amor queun amor que convirtióamor que convirtió laque convirtió la vidaconvirtió la vida dela vida de élvida de él enél en un infiernoouida amaba a lord lyttonamaba a lord lytton cona lord lytton con unlord lytton con un amorlytton con un amor quecon un amor que convirtióun amor que convirtió laamor que convirtió la vidaque convirtió la vida deconvirtió la vida de élla vida de él envida de él en unde él en un infierno

Ouida amaba a lord lytton con un amor que convirtió la vida de él en un infierno.MABEL CHILTERN – ¿Por qué llama usted inútil a lord Goring?,LORD CAVERSHAM – Porque lleva una vida de holgazán.,MABEL CHILTERN – ¿Cómo puede decir tal cosa? Lord Goring, da un paseo en coche por el Row a las diez de la mañana, va a la ópera tres veces por semana, se cambia de traje por lo menos cinco veces al día y cena fuera todas las noches durante la temporada. ¿Le llama usted a esto vida de holgazán?El periodismo consiste esencialmente en decir 'lord Jones ha muerto' a gente que no sabía que lord Jones estaba vivo.El periodismo consiste esencialmente en decir 'lord Jones ha muerto' a gente que no sabía que lord Jones estaba vivoCuando se amaba a alguien, se le amaba por él mismo, y si no había nada más que darle, siempre se le podía dar amorMABEL CHILTERN –Siempre me dice usted sus malas cualidades, lord Goring.,LORD GORING –¡Y aún sólo le he dicho la mitad, miss Mabel!,MABEL CHILTERN –¿Las otras son muy malas?,LORD GORING –¡Horribles! Cuando pienso en ellas por la noche, me duermo inmediatamente.,MABEL CHILTERN –Bueno, pues me agradan sus malas cualidades. No debe dejar de tener ninguna de ellas.