O se aprende educación en la propia casa o el mundo la enseña con el látigo, y nos podemos hacer daño


o-se-aprende-educación-propia-casa-o-mundo-enseña-látigo-y-daño
francis scott fitzgeraldseaprendeeducaciónpropiacasamundoenseñaltigodañoo sese aprendeaprende educacióneducación enla propiapropia casacasa oel mundomundo lala enseñaenseña conel látigohacer dañoo se aprendese aprende educaciónaprende educación eneducación en laen la propiala propia casapropia casa ocasa o elo el mundoel mundo lamundo la enseñala enseña conenseña con elcon el látigopodemos hacer dañoo se aprende educaciónse aprende educación enaprende educación en laeducación en la propiaen la propia casala propia casa opropia casa o elcasa o el mundoo el mundo lael mundo la enseñamundo la enseña conla enseña con elenseña con el látigonos podemos hacer dañoo se aprende educación ense aprende educación en laaprende educación en la propiaeducación en la propia casaen la propia casa ola propia casa o elpropia casa o el mundocasa o el mundo lao el mundo la enseñael mundo la enseña conmundo la enseña con ella enseña con el látigoy nos podemos hacer daño

La vida y el tiempo son dos maestros del mundo. La vida nos enseña a hacer un buen uso del tiempo, mientras que el tiempo nos enseña el valor de la vida.Nos toca a veces ser jueces de nuestras acciones,,pretendemos con ello, hacer el papel más difícil,,creernos capaces de componer y de hacer,,cuando la verdad verdadera es que no podemos,,somos títeres de un mundo que nos lleva,,unas veces a favor de la corriente y otras en contra,,akininLa única cosa que podemos hacer es invertir en la calidad de la educación, especialmente la educación superior.La educación comienza en el umbral de la propia casa.Vida y el tiempo son los mundos mejores maestros. La vida nos enseña a hacer un buen uso del tiempo y el tiempo nos enseña el valor de la vida.La vida y el tiempo son los dos mejores maestros. La vida nos enseña a hacer un buen uso del tiempo y el tiempo nos enseña el valor de la vida.