Nunca esperes. Nunca asumas. Nunca preguntes. Y nunca exigir. Sólo deja que sea. Si se supone que debe ser, va a suceder.


nunca-esperes-nunca-asumas-nunca-preguntes-y-nunca-exigir-só-deja-que-sea-si-se-supone-que-debe-a-suceder
nuncaesperesasumaspreguntesnuncaexigirsólodejaqueseasesuponedebesucedernunca esperesnunca asumasnunca preguntesy nuncanunca exigirsólo dejadeja queque seasi sese suponesupone queque debedebe sery nunca exigirsólo deja quedeja que seasi se suponese supone quesupone que debeque debe serva a sucedersólo deja que seasi se supone quese supone que debesupone que debe sersi se supone que debese supone que debe ser

Nunca esperes. Nunca asumas. Nunca preguntes. Nunca demanda. Sólo deja que sea. Si se supone que debe ser, va a suceder.Nunca se deja de aprender, nunca debe dejar de aprender, el aprendizaje no es sólo un regalo, es un privilegio.Nunca rendirse, nunca, nunca, nunca, nunca, en nada grande o pequeño, enorme o minúsculo, nunca rendirse salvo a las convicciones de honor y el buen sentidoNunca renunciar a sí mismo. Nunca se debe renunciar a alguien que se supone que el amor.Nunca se deja de aprender. Si usted tiene un maestro, nunca dejar de ser un estudiante.Nunca asumas. No hay que esperar. Sólo espero...