Nuestra propia imagen y nuestros hábitos tienden a ir juntos. Cambiar una y cambiará automáticamente la otra.


nuestra-propia-imagen-y-nuestros-hábitos-tienden-a-juntos-cambiar-y-cambiará-automáticamente-otra
nuestrapropiaimagennuestroshbitostiendenjuntoscambiarcambiarautomticamenteotranuestra propiapropia imagenimagen yy nuestrosnuestros hábitoshábitos tiendenir juntoscambiar unay cambiarácambiará automáticamenteautomáticamente lala otranuestra propia imagenpropia imagen yimagen y nuestrosy nuestros hábitosnuestros hábitos tiendentienden a ira ir juntoscambiar una yuna y cambiaráy cambiará automáticamentecambiará automáticamente laautomáticamente la otranuestra propia imagen ypropia imagen y nuestrosimagen y nuestros hábitosy nuestros hábitos tiendenhábitos tienden a irtienden a ir juntoscambiar una y cambiaráuna y cambiará automáticamentey cambiará automáticamente lacambiará automáticamente la otranuestra propia imagen y nuestrospropia imagen y nuestros hábitosimagen y nuestros hábitos tiendennuestros hábitos tienden a irhábitos tienden a ir juntoscambiar una y cambiará automáticamenteuna y cambiará automáticamente lay cambiará automáticamente la otra

Nuestras palabras revelan nuestros pensamientos; Nuestros modales reflejan nuestra autoestima; Nuestras acciones reflejan nuestro carácter; Nuestros hábitos de predecir el futuro.Primero hacemos nuestros hábitos, nuestros hábitos nos hacen.Nuestros cuerpos cambian nuestra mente y nuestra mente puede cambiar nuestro comportamiento y nuestro comportamiento pueden cambiar nuestros resultados.Cambiar nuestros malos hábitos comienza con la toma de conciencia de los aspectos de nosotros mismos que podíamos mejorar.Nuestros pensamientos son los nuestros, sus extremos ninguno de nuestra propiaEl enemigo está dentro de las puertas; es con nuestra propia lujo, nuestra propia locura, nuestra propia criminalidad que tenemos que lidiar