Nos toma sólo unos cuantos segundos enamorarnos;unas cuantas horas declarar nuestro amor;unos cuantos días lograr nuestro propósito de conquistar al elegido-a; y, la vida toda, demostrarlo cuando el sentimiento es mutuo y verdadero, hasta el final de nuestros días duradero. p. brigette farfan benites


nos-toma-só-cuantos-segundos-enamorarnos-cuantas-horas-declarar-nuestro-amor-cuantos-días-lograr-nuestro-propósito-conquistar-al-elegido-a-y
brigitte farfan benites bbbtomasólocuantossegundosenamorarnosunascuantashorasdeclararnuestroamorunosdíaslograrpropósitoconquistaralelegidoavidatodademostrarlosentimientomutuohastafinalnuestrosduraderobrigettefarfanbenitesnos tomatoma sólosólo unosunos cuantoscuantos segundoscuantas horashoras declarardeclarar nuestrocuantos díasdías lograrlograr nuestronuestro propósitopropósito dede conquistarconquistar alla vidavida todademostrarlo cuandoel sentimientosentimiento eses mutuomutuo yhasta elel finalfinal dede nuestrosnuestros díasdías duraderobrigette farfanfarfan benitesnos toma sólotoma sólo unossólo unos cuantosunos cuantos segundoscuantas horas declararhoras declarar nuestrocuantos días logrardías lograr nuestrolograr nuestro propósitonuestro propósito depropósito de conquistarde conquistar alla vida todademostrarlo cuando elcuando el sentimientoel sentimiento essentimiento es mutuoes mutuo ymutuo y verdaderohasta el finalel final definal de nuestrosde nuestros díasnuestros días duraderobrigette farfan benites

He conocido a unos Casanovas me gustan y algunos no me ha gustado - y espero conocer a unos cuantos más.El alma se viste de luto cuando la incomprensión, resistencia, viejos rencores y resentimientos separan a los amigos. p. brigette farfan benitesEl amor no es acerca de cuántos días, meses o años que hemos estado juntos. AMOR se trata de cuánto se aman TODOS LOS DIAS.El hombre puede vivir unos cuarenta días sin comida, unos tres días sin agua, alrededor de ocho minutos sin aire, pero sólo durante un segundo y sin esperanzaLa gloria no es mi meta a alcanzar pero sí que a mi muerte todos me puedan con ternura recordar,,,,p. brigette farfÁn benitesSolo somos números, nuestro nombre nunca cuenta: nuestra tarjeta de identidad nos identifica con un número, y nuestro pase de conducción también; en el banco somos el número de la cuenta o del crédito que adeudamos; en la universidad o el trabajo el número del código que nos asignaron al ingresar ; en el estadio o el concierto el número de nuestro boleto; en las clínicas o la seguridad el número de nuestro carnet; solo entre nuestros amigos o en el hogar nos conocen por nuestro verdadero nombre.