No hay una regla, y mucho menos una ley, para la interpretación de los sueños, aunque parece como si el propósito general del sueño fuese la compensación. Al menos, puede decirse que la compensación es la hipótesis más prometedora y más fértil


no-hay-regla-y-mucho-menos-ley-interpretación-sueños-aunque-parece-propósito-general-del-sueño-fuese-compensación-al-menos-decirse
carl gustav jungnohayreglamuchomenosleyinterpretaciónsueñosaunqueparecepropósitogeneraldelsueñofuesecompensaciónalmenosdecirsequecompensaciónhipótesismsprometedorafértilno hayhay unauna reglay muchomucho menosmenos unauna leyla interpretacióninterpretación delos sueñosaunque pareceparece comoel propósitopropósito generalgeneral deldel sueñosueño fuesefuese lala compensaciónal menospuede decirsedecirse queque lala compensacióncompensación esla hipótesishipótesis másmás prometedoraprometedora yy másmás fértilno hay unahay una reglay mucho menosmucho menos unamenos una leypara la interpretaciónla interpretación deinterpretación de losde los sueñosaunque parece comoparece como sisi el propósitoel propósito generalpropósito general delgeneral del sueñodel sueño fuesesueño fuese lafuese la compensaciónpuede decirse quedecirse que laque la compensaciónla compensación escompensación es laes la hipótesisla hipótesis máshipótesis más prometedoramás prometedora yprometedora y másy más fértil

Una compensación adecuada por un sacrificio es tener una combinación sólida que conduce a una posición ganadora; una compensación adecuada por una metida de pata es dejar a tu oponente arrebatar una derrota de las fauces de la victoria.Providencia nos ha dado esperanza y el sueño como una compensación por las muchas preocupaciones de la vidaLa providencia nos ha dado el sueño y la esperanza como compensación a los cuidados de la vidaLa providencia nos ha dado el sueño y la esperanza como compensación a los cuidados de la vida.Quizás nos sentiríamos más a gusto con el concepto de autoestima si supiéramos que no se trata, en absoluto, de una idea nueva y mucho menos frívola. Lejos de ser un producto […] de una egoísta «generación del yo», sus raíces se remontan mucho más allá […] del individualismo moderno […]; es una noción tan antigua y universal como la propia humanidad.El miedo menos la esperanza más comer menos masticar más quejarse menos respirar más charla menos decir más amor más y todo lo bueno que son los suyos