No hay lugar en el que podemos almacenar de forma segura los reactores desgastadas o que su basura. Sin lugar!


no-hay-lugar-que-almacenar-forma-segura-reactores-desgastadas-o-que-basura-sin-lugar
nohaylugarquealmacenarformasegurareactoresdesgastadasbasuralugarno hayhay lugarlugar enel queque podemospodemos almacenaralmacenar dede formaforma segurasegura loslos reactoresreactores desgastadasdesgastadas oo queque susu basurasin lugarno hay lugarhay lugar enlugar en elen el queel que podemosque podemos almacenarpodemos almacenar dealmacenar de formade forma seguraforma segura lossegura los reactoreslos reactores desgastadasreactores desgastadas odesgastadas o queo que suque su basurano hay lugar enhay lugar en ellugar en el queen el que podemosel que podemos almacenarque podemos almacenar depodemos almacenar de formaalmacenar de forma segurade forma segura losforma segura los reactoressegura los reactores desgastadaslos reactores desgastadas oreactores desgastadas o quedesgastadas o que suo que su basurano hay lugar en elhay lugar en el quelugar en el que podemosen el que podemos almacenarel que podemos almacenar deque podemos almacenar de formapodemos almacenar de forma seguraalmacenar de forma segura losde forma segura los reactoresforma segura los reactores desgastadassegura los reactores desgastadas olos reactores desgastadas o quereactores desgastadas o que sudesgastadas o que su basura

Para resolver cualquier problema, aquí hay tres preguntas que debe hacerse: En primer lugar, ¿qué podía hacer? En segundo lugar, ¿qué podía leer? Y en tercer lugar, que podría pedir? -Jim Rohn
para-resolver-cualquier-problema-aquí-hay-tres-preguntas-que-debe-hacerse-en-primer-lugar-qué-podía-en-segundo-lugar-qué-podía-leer-y-tercer
Los dos requisitos más importantes para el éxito principal son los siguientes:. En primer lugar, estar en el lugar correcto en el momento adecuado, y en segundo lugar, hacer algo al respecto
los-requisitos-más-importantes-éxito-principal-son-siguientes-en-primer-lugar-estar-lugar-correcto-momento-adecuado-y-segundo-lugar-algo
A los quince años la vida me había enseñado sin lugar a dudas que la rendición, en su lugar, era tan honorable como la resistencia, sobre todo si uno no tenía elección.
a-quince-años-vida-me-había-enseñado-lugar-a-dudas-que-rendición-lugar-tan-honorable-resistencia-no-tenía-elección