No hay enemigo implacable; hay víctimas fortalecidas. eso es todo lo que hay.


no-hay-enemigo-implacable-hay-víctimas-fortalecidas-eso-que-hay
anónimonohayenemigoimplacablevíctimasfortalecidasesoquehayno hayhay enemigoenemigo implacablehay víctimasvíctimas fortalecidaseso eslo queque hayno hay enemigohay enemigo implacablehay víctimas fortalecidaseso es todotodo lo quelo que hayno hay enemigo implacableeso es todo loes todo lo quetodo lo que hayeso es todo lo quees todo lo que hay

Nada borra el pasado. Hay arrepentimiento, no hay expiación, y no hay perdón. Eso es todo, pero eso es suficiente. -Ted Chiang
nada-borra-pasado-hay-arrepentimiento-no-hay-expiación-y-no-hay-perdón-eso-eso-suficiente