Murmuré, porque no tenía zapatos, hasta que conocí a un hombre que no tenía pies.


murmuré-no-tenía-zapatos-hasta-que-conocí-a-hombre-que-no-tenía-pies
proverbio persamurmurénoteníazapatoshastaqueconocíhombrepiesporque nono teníatenía zapatoshasta queque conocíun hombrehombre queque nono teníatenía piesporque no teníano tenía zapatoshasta que conocíconocí a una un hombreun hombre quehombre que noque no teníano tenía piesporque no tenía zapatosque conocí a unconocí a un hombrea un hombre queun hombre que nohombre que no teníaque no tenía pieshasta que conocí a unque conocí a un hombreconocí a un hombre quea un hombre que noun hombre que no teníahombre que no tenía pies

Yo me quejaba porque no podía comprarme zapatos, hasta que conocí a un hombre que no tenía pies.Yo tenía el blues, porque no tenía zapatos hasta que en la calle, me encontré con un hombre que no tenía pies.Lloré porque no tenia zapatos, hasta que vi a un niño que no tenia piesLloré porque no tenía zapatos, entonces me encontré con un hombre que no tenía pies.Yo me quejaba que no tenía zapatos, hasta que me encontré a alguien que no tenía pies.Me juzgaba desgraciado por la falta de zapatos, hasta que vi a un hombre que no tenía pies.