Mira que estoy a la puerta y llamo. Si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré, y cenaré con él, y él conmigo.


mira-que-a-puerta-y-llamo-si-oye-mi-voz-y-abre-puerta-entraré-y-cenaré-él-y-él-conmigo
miraquepuertallamooyemivozabrepuertaentrarécenaréélélconmigomira queque estoyla puertapuerta yy llamoalguno oyeoye mimi vozvoz yy abreabre lala puertay cenarécenaré conél conmigomira que estoya la puertala puerta ypuerta y llamosi alguno oyealguno oye mioye mi vozmi voz yvoz y abrey abre laabre la puertay cenaré concenaré con ély él conmigoque estoy a laestoy a la puertaa la puerta yla puerta y llamosi alguno oye mialguno oye mi vozoye mi voz ymi voz y abrevoz y abre lay abre la puertay cenaré con élmira que estoy a laque estoy a la puertaestoy a la puerta ya la puerta y llamosi alguno oye mi vozalguno oye mi voz yoye mi voz y abremi voz y abre lavoz y abre la puerta

Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre. Pero con frecuencia miramos tanto a la puerta cerrada que no somos capaces de ver la puerta que se ha abierto frente a nosotros.Todos tenemos un pasado, haciendo la paz con él nos hará libres. Cuando una puerta se cierra otra puerta en la vida nunca se abre darse por vencido.Abrazos cierra la puerta al odio. Kissing abre la puerta al amor.Cuando una puerta se cierra otra se abre, es un hecho l apenas se acepta. La verdad es que a veces la puerta abierta es sólo para esa temporada.Cuando una puerta de felicidad se cierra, otra se abre; pero a menudo miramos tanto tiempo a la puerta cerrada que no vemos la que se ha abierto para nosotrosCuando una puerta de la felicidad se cierra, otra se abre; pero frecuentemente, permanecemos atrapados en la que se cerró y no vemos la nueva puerta que se ha abierto ante nosotros.