Los demonios no son los que le han crucificado, eres tú quien con ellos lo has crucificado y lo sigues crucificando todavía, deleitándote en los vicios y en los pecados.


los-demonios-no-son-que-le-han-crucificado-tú-has-crucificado-y-sigues-crucificando-todavía-deleitándote-vicios-y-pecados
demoniosnosonquelehancrucificadohascrucificadosiguescrucificandotodavíadeleitndoteviciospecadoslos demoniosdemonios nono sonson loslos queque lele hanhan crucificadolo hashas crucificadocrucificado ylo siguessigues crucificandocrucificando todavíadeleitándote enlos viciosvicios ylos pecadoslos demonios nodemonios no sonno son losson los quelos que leque le hanle han crucificadoellos lo haslo has crucificadohas crucificado ycrucificado y loy lo sigueslo sigues crucificandosigues crucificando todavíadeleitándote en losen los vicioslos vicios yvicios y enen los pecados

Él fue crucificado, murió y fue enterrado. Descendió a los muertos. Al tercer día resucitó de Pascua otra vez... feliz a todos los creyentes!Los hombres solo sufren por un motivo; porque no pueden amar como Cristo Crucificado.¡ay los vicios humanos! son ellos los que contienen la prueba de nuestro amor por el infinito.¡Ay los vicios humanos! Son ellos los que contienen la prueba de nuestro amor por el infinitoQuien vive entre los deleites y los vicios ha de expiarlos luego con la humillación y la miseria.Quien vive entre los deleites y los vicios ha de expiarlos luego con la humillación y la miseria