Llegamos a amar nuestro deseo, y no al objeto de ese deseo.


llegamos-a-amar-nuestro-deseo-y-no-al-objeto-ese-deseo
llegamosamarnuestrodeseonoalobjetoesedeseoamar nuestronuestro deseoy nono alal objetoobjeto dede eseese deseollegamos a amara amar nuestroamar nuestro deseoy no alno al objetoal objeto deobjeto de esede ese deseollegamos a amar nuestroa amar nuestro deseoy no al objetono al objeto deal objeto de eseobjeto de ese deseollegamos a amar nuestro deseoy no al objeto deno al objeto de eseal objeto de ese deseo

El amor no se manifiesta en el deseo de acostarse con alguien (ese deseo se produce en relación con una cantidad innumerable de mujeres), sino en el deseo de dormir junto a alguien (este deseo se produce en relación con una única mujer).¿Como pudo un ángel romper mi corazón? -¿Por Qué no se captura mi estrella fugaz? Deseo yo no deseo tan fuerte. Tal vez me hubiera gustado nuestro amor aparte.El deseo es el punto de partida de todo logro, no una esperanza, no un deseo, sino un deseo agudo pulsante que trasciende todo.Hay quien tiene el deseo de amar, pero no la capacidad de amar.Hay quien tiene el deseo de amar, pero no la capacidad de amarEl deseo es un movimiento del alma hacia un objeto que la atrae.