Las niñas nunca se enojan por ninguna razón. Puede que sea por algo pequeño o estúpida, pero siempre hay una razón.


las-niñas-nunca-se-enojan-ninguna-razón-puede-que-sea-algo-pequeño-o-estúpida-siempre-hay-razón
niñasnuncaseenojanningunarazónqueseaalgopequeñoestúpidasiemprehaylas niñasniñas nuncanunca sese enojanenojan porninguna razónpuede queque seasea poralgo pequeñopequeño oo estúpidapero siempresiempre hayhay unauna razónlas niñas nuncaniñas nunca senunca se enojanse enojan porenojan por ningunapor ninguna razónpuede que seaque sea porsea por algopor algo pequeñoalgo pequeño opequeño o estúpidapero siempre haysiempre hay unahay una razónlas niñas nunca seniñas nunca se enojannunca se enojan porse enojan por ningunaenojan por ninguna razónpuede que sea porque sea por algosea por algo pequeñopor algo pequeño oalgo pequeño o estúpidapero siempre hay unasiempre hay una razónlas niñas nunca se enojanniñas nunca se enojan pornunca se enojan por ningunase enojan por ninguna razónpuede que sea por algoque sea por algo pequeñosea por algo pequeño opor algo pequeño o estúpidapero siempre hay una razón

Cuando un hombre lleva a su esposa flores por ninguna razón, hay una razón.Si usted es la razón detrás de una sonrisa de las niñas. No sea el motivo por el que se acaba perdiendo.Si se me pregunta la razón por la que intentado tan duro, no hay ninguna razón. Tratando tan duro como sea posible es deber de todos en la vida.La razón humana tiene un destino singular, en uno de sus campos de conocimiento, de hallarse acosada por las cuestiones que no puede rechazar por ser planteadas por la misma naturaleza de la razón pero a las que tampoco puede responder por sobrepasar todas sus facultades.No me juzgues, no se puede manejar la mitad de lo que he tratado. Hay una razón por la que hago las cosas que hago, hay una razón por la que soy el que soy.