Las ayudas al desarrollo toman el dinero de los países ricos para dárselo a los ricos de los países pobres.


las-ayudas-al-desarrollo-toman-dinero-países-ricos-dárselo-a-ricos-países-pobres
ayudasaldesarrollotomandineropaísesricosdrselopobreslas ayudasayudas alal desarrollodesarrollo tomantoman elel dinerodinero delos paísespaíses ricosricos parapara dárselolos ricosricos delos paísespaíses pobreslas ayudas alayudas al desarrolloal desarrollo tomandesarrollo toman eltoman el dineroel dinero dedinero de losde los paíseslos países ricospaíses ricos pararicos para dárselodárselo a losa los ricoslos ricos dericos de losde los paíseslos países pobreslas ayudas al desarrolloayudas al desarrollo tomanal desarrollo toman eldesarrollo toman el dinerotoman el dinero deel dinero de losdinero de los paísesde los países ricoslos países ricos parapaíses ricos para dárselopara dárselo a losdárselo a los ricosa los ricos delos ricos de losricos de los paísesde los países pobreslas ayudas al desarrollo tomanayudas al desarrollo toman elal desarrollo toman el dinerodesarrollo toman el dinero detoman el dinero de losel dinero de los paísesdinero de los países ricosde los países ricos paralos países ricos para dárseloricos para dárselo a lospara dárselo a los ricosdárselo a los ricos dea los ricos de loslos ricos de los paísesricos de los países pobres

La ayuda al desarrollo toma dinero de los pobres en los países ricos y se lo da a los ricos en los países pobres.La ayuda externa podría definirse como una transferencia de las personas pobres de los países ricos a los ricos de los países pobresLos países pobres creen que los países ricos invierten en ciencia porque son ricos. Pero algunos países son ricos porque invierten en ciencia.“hay países ricos a costa de haber países pobres; no por merecimiento”Los países más avanzados están conduciendo al mundo al desastre, mientras que los pueblos hasta ahora considerados primitivos están tratando de salvar al planeta entero. Y a menos que los países ricos aprendan de los indígenas, estaremos condenados todos a la destrucción.Los niños de los países desarrollados consumen entre 30 y 50 veces más agua que los nacidos en los países en desarrollo.