La virtud, para que sea virtud realmente, se debe dar desde la naturalidad; sino no es virtud, es: imposición.


la-virtud-que-sea-virtud-realmente-se-debe-dar-naturalidad-sino-no-virtud-imposición
anónimovirtudqueseavirtudrealmentesedebedarnaturalidadsinonoimposiciónla virtudpara queque seasea virtudvirtud realmentese debedebe dardar desdela naturalidadsino nono eses virtudpara que seaque sea virtudsea virtud realmentese debe dardebe dar desdedar desde ladesde la naturalidadsino no esno es virtudpara que sea virtudque sea virtud realmentese debe dar desdedebe dar desde ladar desde la naturalidadsino no es virtudpara que sea virtud realmentese debe dar desde ladebe dar desde la naturalidad

La virtud te tiene que salir natural; sino, no es virtud: es imposición, obligación; pero, ¡nunca!, virtud. la virtud es una fruta de difícil cultivo.Toda virtud debe nacer de la impulsividad; sino, no es virtud, es una simple y banal imposición.Las virtudes son naturales. si la virtud La única recompensa de la virtud es la virtud; o sea: ¡nada!Popularidad, al lado de la virtud y la sabiduría, debe ser dirigida a; porque es el dictado de la sabiduría, y es necesario para la práctica de la virtud más íntimaLa primera virtud de un soldado es la resistencia de coraje fatiga es sólo la segunda virtud.