La verdadera felicidad no viene de la prosperidad, el placer y la energía, sino de paz.


la-verdadera-felicidad-no-viene-prosperidad-placer-y-energía-sino-paz
verdaderafelicidadnovieneprosperidadplacerenergíasinopazla verdaderaverdadera felicidadfelicidad nono vieneviene dela prosperidadel placerplacer yla energíasino dede pazla verdadera felicidadverdadera felicidad nofelicidad no vieneno viene deviene de lade la prosperidadel placer yplacer y lay la energíasino de pazla verdadera felicidad noverdadera felicidad no vienefelicidad no viene deno viene de laviene de la prosperidadel placer y laplacer y la energíala verdadera felicidad no vieneverdadera felicidad no viene defelicidad no viene de lano viene de la prosperidadel placer y la energía

Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad, verdad, justicia, y solidaridad.Que nadie se haga ilusiones de que la simple ausencia de guerra, aun siendo tan deseada, sea sinónimo de una paz verdadera. No hay verdadera paz sino viene acompañada de equidad , verdad, justicia, y solidaridadMi deseo para que la energía para perseguir su felicidad sueños que multiplica la prosperidad en el año de la paz de la menteUn diplomático de la paz no es todavía la verdadera paz. Es un paso esencial en el proceso de paz que conduzca a una paz verdadera.El secreto de mi felicidad está en no esforzarse por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo.El secreto de mi felicidad está en no esforzarse por el placer, sino en encontrar el placer en el esfuerzo