La psiquiatría nos permite corregir nuestras faltas confesando deficiencias de nuestros padres.


la-psiquiatría-permite-corregir-nuestras-faltas-confesando-deficiencias-nuestros-padres
dr. laurence j. peterpsiquiatríapermitecorregirnuestrasfaltasconfesandodeficienciasnuestrospadresla psiquiatríapsiquiatría nosnos permitepermite corregircorregir nuestrasnuestras faltasfaltas confesandoconfesando deficienciasdeficiencias dede nuestrosnuestros padresla psiquiatría nospsiquiatría nos permitenos permite corregirpermite corregir nuestrascorregir nuestras faltasnuestras faltas confesandofaltas confesando deficienciasconfesando deficiencias dedeficiencias de nuestrosde nuestros padresla psiquiatría nos permitepsiquiatría nos permite corregirnos permite corregir nuestraspermite corregir nuestras faltascorregir nuestras faltas confesandonuestras faltas confesando deficienciasfaltas confesando deficiencias deconfesando deficiencias de nuestrosdeficiencias de nuestros padresla psiquiatría nos permite corregirpsiquiatría nos permite corregir nuestrasnos permite corregir nuestras faltaspermite corregir nuestras faltas confesandocorregir nuestras faltas confesando deficienciasnuestras faltas confesando deficiencias defaltas confesando deficiencias de nuestrosconfesando deficiencias de nuestros padres

Son nuestros amigos los que nos señalan nuestras faltas, no los que nos adulan.El misterio de la existencia es la conexión entre nuestras faltas y nuestros infortunios.Las leyes de la herencia son un fenómeno maravilloso que nos exime de la responsabilidad de nuestras deficiencias.Habrá amigos que nos declaren sin reservas nuestras faltas y, sin embargo, no se decidirán a hacernos mención de nuestras locuras.Habrá amigos que nos declaren sin reservas nuestras faltas y, sin embargo, no se decidirán a hacernos mención de nuestras locurasEl perdón de Dios nos permite ser honestos con nosotros mismos. Reconocemos nuestras imperfecciones, admitir nuestros fracasos, y se declaró a Dios clemencia.