La mujer nunca podrá encontrar un objeto que realmente colme sus expectativas, por la sencilla razón de que no existe


la-mujer-nunca-podrá-encontrar-objeto-que-realmente-colme-expectativas-sencilla-razón-que-no-existe
leon tolstoimujernuncapodrencontrarobjetoquerealmentecolmeexpectativassencillarazónnoexistela mujermujer nuncanunca podrápodrá encontrarencontrar unun objetoobjeto queque realmenterealmente colmecolme sussus expectativasla sencillasencilla razónrazón dede queque nono existela mujer nuncamujer nunca podránunca podrá encontrarpodrá encontrar unencontrar un objetoun objeto queobjeto que realmenteque realmente colmerealmente colme suscolme sus expectativaspor la sencillala sencilla razónsencilla razón derazón de quede que noque no existela mujer nunca podrámujer nunca podrá encontrarnunca podrá encontrar unpodrá encontrar un objetoencontrar un objeto queun objeto que realmenteobjeto que realmente colmeque realmente colme susrealmente colme sus expectativaspor la sencilla razónla sencilla razón desencilla razón de querazón de que node que no existela mujer nunca podrá encontrarmujer nunca podrá encontrar unnunca podrá encontrar un objetopodrá encontrar un objeto queencontrar un objeto que realmenteun objeto que realmente colmeobjeto que realmente colme susque realmente colme sus expectativaspor la sencilla razón dela sencilla razón de quesencilla razón de que norazón de que no existe

Si buscáis siempre la razón, recuerda ante todo, que, la razón existe en sí misma como la matemática pura; no está en el hombre; Los hombres obran según sus sentimientos personales que no son nunca la absoluta razón.Por muy metódico y ordenado que seas, nunca podrás controlar tus sentimientos, por la sencilla razón de ser demasiado libres y espontáneos y no admitir orden ni cronología de ningun tipo.Si uno acepta las expectativas de los demás, especialmente las negativas, nunca podrá cambiar el resultado.En cada mujer amante existe una sacerdotisa del pasado - un guardián piadosa de un poco de afecto, de la que el objeto ha desaparecido.Podrá nublarse el sol eternamente, podrá secarse en un instante el mar; podra romperse el eje de la tierra como un debil cristal. ¡todo sucederá! podrá la muerte cubrirme con su funebre crespón; pero jamás en mi podrá apagarse la llama de tu amor.Podrá nublarse el sol eternamente; podrá secarse en un instante el mar; podrá romperse el eje de la tirra como un débil cristal. ¡todo sucederá! podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón; pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.