La mitad de nuestras equivocaciones nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamos.


la-mitad-nuestras-equivocaciones-nacen-que-debemos-pensar-sentimos-y-debemos-sentir-pensamos
mitadnuestrasequivocacionesnacenquedebemospensarsentimossentirpensamosla mitadmitad dede nuestrasnuestras equivocacionesequivocaciones nacennacen dede queque cuandocuando debemosdebemos pensarcuando debemosdebemos sentirla mitad demitad de nuestrasde nuestras equivocacionesnuestras equivocaciones nacenequivocaciones nacen denacen de quede que cuandoque cuando debemoscuando debemos pensary cuando debemoscuando debemos sentirla mitad de nuestrasmitad de nuestras equivocacionesde nuestras equivocaciones nacennuestras equivocaciones nacen deequivocaciones nacen de quenacen de que cuandode que cuando debemosque cuando debemos pensary cuando debemos sentirla mitad de nuestras equivocacionesmitad de nuestras equivocaciones nacende nuestras equivocaciones nacen denuestras equivocaciones nacen de queequivocaciones nacen de que cuandonacen de que cuando debemosde que cuando debemos pensar

La mitad de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuadno debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamos.La mitad de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamos.La mayoría de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamosLa mayoría de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuando debemos pensar, sentimos y cuando debemos sentir, pensamos.La mitad de los errores que cometemos en la vida, nacen de que cuando debemos pensar, sentimos;y cuando debemos sentir,pensamos.