La mejor estrategia competitiva es hacer creer al enemigo precisamente lo que quiere creer.


la-mejor-estrategia-competitiva-creer-al-enemigo-precisamente-que-quiere-creer
anónimomejorestrategiacompetitivacreeralenemigoprecisamentequequierecreerla mejorestrategia competitivacompetitiva eshacer creercreer alal enemigoenemigo precisamenteprecisamente lolo queque quierequiere creerla mejor estrategiamejor estrategia competitivaestrategia competitiva escompetitiva es haceres hacer creerhacer creer alcreer al enemigoal enemigo precisamenteenemigo precisamente loprecisamente lo quelo que quiereque quiere creerla mejor estrategia competitivamejor estrategia competitiva esestrategia competitiva es hacercompetitiva es hacer creeres hacer creer alhacer creer al enemigocreer al enemigo precisamenteal enemigo precisamente loenemigo precisamente lo queprecisamente lo que quierelo que quiere creerla mejor estrategia competitiva esmejor estrategia competitiva es hacerestrategia competitiva es hacer creercompetitiva es hacer creer ales hacer creer al enemigohacer creer al enemigo precisamentecreer al enemigo precisamente loal enemigo precisamente lo queenemigo precisamente lo que quiereprecisamente lo que quiere creer

Creer que un enemigo débil no puede dañarnos, es creer que una chispa no pude incendiar un bosque.La gente cree lo que quiere creer, y yo quiero creer que eres un hombre inteligente.Creer que un enemigo débil no puede dañarnos, es creer que una chispa no puede incendiar el bosqueCreer que un enemigo débil no puede dañarnos es creer que una chispa no puede causar un incendio.Si soy capaz de comprender a Dios de manera objetiva, no creo, sino precisamente porque no puedo hacer esto debo creer.Creer en alguien es bueno, creer en uno mismo es grande, creer en Dios es todo.