La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. el humor los consuela de lo que son.


la-imaginación-consuela-a-hombres-que-no-humor-consuela-que-son
winston churchill (1874-1965) político británicoimaginaciónconsuelahombresquenohumorsonla imaginaciónimaginación consuelalos hombreshombres delo queque nono puedenel humorlos consuelaconsuela delo queque sonla imaginación consuelaconsuela a losa los hombreslos hombres dehombres de lode lo quelo que noque no puedenno pueden serel humor loshumor los consuelalos consuela deconsuela de lode lo quelo que sonimaginación consuela a losconsuela a los hombresa los hombres delos hombres de lohombres de lo quede lo que nolo que no puedenque no pueden serel humor los consuelahumor los consuela delos consuela de loconsuela de lo quede lo que sonla imaginación consuela a losimaginación consuela a los hombresconsuela a los hombres dea los hombres de lolos hombres de lo quehombres de lo que node lo que no puedenlo que no pueden serel humor los consuela dehumor los consuela de lolos consuela de lo queconsuela de lo que son

La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. el humor les consuela de lo que sonLa imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser; el humor los consuela de lo que son.La imaginación consuela a los hombres de lo que pueden ser. el humor los consuela de lo que son.La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son•	“quien consuela a los demás, difícilmente es consolado”Ella le quiere, el la rechaza, y su amigo la consuela