La guerra es una masacre de gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero no se masacran.


la-guerra-masacre-gentes-que-no-se-conocen-provecho-gentes-que-se-conocen-no-se-masacran
tad marburgguerramasacregentesquenoseconocenprovechoconocenmasacranla guerraguerra esuna masacremasacre dede gentesgentes queque nono sese conocenpara provechoprovecho dede gentesgentes queque sisi sese conocenconocen peropero nono sese masacranla guerra esguerra es unaes una masacreuna masacre demasacre de gentesde gentes quegentes que noque no seno se conocenpara provecho deprovecho de gentesde gentes quegentes que sique si sesi se conocense conocen peroconocen pero nopero no seno se masacranla guerra es unaguerra es una masacrees una masacre deuna masacre de gentesmasacre de gentes quede gentes que nogentes que no seque no se conocenpara provecho de gentesprovecho de gentes quede gentes que sigentes que si seque si se conocensi se conocen perose conocen pero noconocen pero no sepero no se masacranla guerra es una masacreguerra es una masacre dees una masacre de gentesuna masacre de gentes quemasacre de gentes que node gentes que no segentes que no se conocenpara provecho de gentes queprovecho de gentes que side gentes que si segentes que si se conocenque si se conocen perosi se conocen pero nose conocen pero no seconocen pero no se masacran

La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran.La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacranLa guerra es una masacre entre gentes que no se conoces para provecho de gentes que si se conocen pero no se masacranLas gentes dichosas no conocen gran cosa de la vida: el dolor es el gran maestro de los hombres.Guerra:. Una matanza de personas que no se conocen entre sí para el beneficio de las personas que se conocen entre sí, pero no lo hacen matanza entre síCreo que preferiría poseer ojos que no conocen la vista, los oídos que no conocen el sonido, las manos que no conocen tacto que un corazón que no conoce el amor.