La felicidad consiste en vivir cada día como si fuera el primer día de tu luna de miel y el último día de tus vacaciones.


la-felicidad-consiste-vivir-día-fuera-primer-día-tu-luna-miel-y-último-día-tus-vacaciones
felicidadconsistevivirdíafueraprimertulunamielúltimotusvacacionesla felicidadfelicidad consisteconsiste enen vivirvivir cadacada díadía comosi fuerafuera elel primerprimer díadía dede tutu lunaluna dede mielmiel yel últimoúltimo díadía dede tustus vacacionesla felicidad consistefelicidad consiste enconsiste en viviren vivir cadavivir cada díacada día comodía como sicomo si fuerasi fuera elfuera el primerel primer díaprimer día dedía de tude tu lunatu luna deluna de mielde miel ymiel y ely el últimoel último díaúltimo día dedía de tusde tus vacacionesla felicidad consiste enfelicidad consiste en vivirconsiste en vivir cadaen vivir cada díavivir cada día comocada día como sidía como si fueracomo si fuera elsi fuera el primerfuera el primer díael primer día deprimer día de tudía de tu lunade tu luna detu luna de mielluna de miel yde miel y elmiel y el últimoy el último díael último día deúltimo día de tusdía de tus vacacionesla felicidad consiste en vivirfelicidad consiste en vivir cadaconsiste en vivir cada díaen vivir cada día comovivir cada día como sicada día como si fueradía como si fuera elcomo si fuera el primersi fuera el primer díafuera el primer día deel primer día de tuprimer día de tu lunadía de tu luna dede tu luna de mieltu luna de miel yluna de miel y elde miel y el últimomiel y el último díay el último día deel último día de tusúltimo día de tus vacaciones

Usted debe vivir cada día como si fuera el último día porque un día vas a estar bien.La gracia de la vida es vivir cada dia como si fuera el ultimo, sorprenderse uno mismo cada diaVivir cada día como si fuera el último porque un día usted estará justoVive cada día como si fuera el último y luego algún día estará bien.Si vives cada día de tu vida como si fuera el último, algún día realmente tendrás razón.Imagina que cada día es el último que brilla para ti, y aceptarás agradecido el día que no esperas vivir ya.