Hay personas que nos hablan y ni las escuchamos... hay personas que nos hieren y no dejan cicatriz... pero hay personas que simplemente aparecen en nuestra vida y nos marcan para siempre.


hay-personas-que-hablan-y-ni-escuchamos-hay-personas-que-hieren-y-no-dejan-cicatriz-hay-personas-que-simplemente-aparecen-nuestra-vida-y
cecília meireleshaypersonasquehablanniescuchamoshayhierennodejancicatrizsimplementeaparecennuestravidamarcansiemprehay personaspersonas queque nosnos hablanhablan yy nini laslas escuchamosescuchamos hayhay personaspersonas queque nosnos hierenhieren yy nono dejandejan cicatrizcicatriz peropero hayhay personaspersonas queque simplementesimplemente aparecenaparecen enen nuestranuestra vidavida ynos marcanmarcan parapara siemprehay personas quepersonas que nosque nos hablannos hablan yhablan y niy ni lasni las escuchamoslas escuchamos hayescuchamos hay personashay personas quepersonas que nosque nos hierennos hieren yhieren y noy no dejanno dejan cicatrizdejan cicatriz perocicatriz pero haypero hay personashay personas quepersonas que simplementeque simplemente aparecensimplemente aparecen enaparecen en nuestraen nuestra vidanuestra vida yvida y nosy nos marcannos marcan paramarcan para siempre

Hay personas que hablan y nis las escuchamos, hay personas que nos hieren y no dejan cicatriz, pero hay personas que simplemente aparecen en nuestra vida y nos marcan para siempreLa comprensión es mucho mejor que el conocimiento. Hay muchas personas en nuestras vidas que nos conocen, pero no una gran cantidad de personas que nos va a entender.Las heridas de amor son iguales a las que nos hacemos en el cuerpo, algunas son pequeñas y con el tiempo casi ni nos acordamos lo que nos paso, otras mas fuertes las recordamos mientras sanan y pronto las superamos, pero las profundas y dolorosas nos dejarán cicatriz que nos hará recordar por siempre lo que vivimos y se quedará la cicatríz pero el dolor se va. y claro nunca olvidaremos.La comprensión es mucho más profundo que el conocimiento. Hay muchas personas que nos conocen, pero muy pocos que nos entienden.Hay dolores que matan: pero los hay más crueles, los que nos dejan la vida sin permitirnos jamás gozar de ellasHay dolores que matan... pero los hay mas crueles, los que nos dejan la vida sin permitirnos jamas gozar de ella