Haga lo que hiciera un poderoso nunca sera nuestro igual. Nos da su riqueza; pero no podemos corresponderle dándole la nuestra. Al que nos besa o nos golpea, le devolvemos el beso o el golpe. Pero al que nos da, sin que le podamos devolver lo que nos da, sólo podemos odiarle.


haga-que-hiciera-poderoso-nunca-sera-nuestro-igual-nos-da-riqueza-no-corresponderle-dándole-nuestra-al-que-besa-o-golpea-le-devolvemos
jean-paul sartrehagaquehicierapoderosonuncaseranuestroigualdariquezanocorresponderledndolenuestraalbesagolpealedevolvemosbesogolpealdapodamosdevolversóloodiarlehaga lolo queque hicierahiciera unun poderosopoderoso nuncanunca serasera nuestronuestro igualnos dada susu riquezapero nono podemospodemos corresponderlecorresponderle dándoledándole lala nuestraal queque nosnos besabesa onos golpeale devolvemosdevolvemos elel besobeso oel golpepero alal queque nosnos dasin queque lele podamospodamos devolverdevolver lolo queque nosnos dasólo podemospodemos odiarlehaga lo quelo que hicieraque hiciera unhiciera un poderosoun poderoso nuncapoderoso nunca seranunca sera nuestrosera nuestro igualnos da suda su riquezapero no podemosno podemos corresponderlepodemos corresponderle dándolecorresponderle dándole ladándole la nuestraal que nosque nos besanos besa obesa o noso nos golpeale devolvemos eldevolvemos el besoel beso obeso o elo el golpepero al queal que nosque nos dasin que leque le podamosle podamos devolverpodamos devolver lodevolver lo quelo que nosque nos dasólo podemos odiarle

Si amaestramos nuestra consciencia nos besa a la vez q nos muerde. -Nietzsche
si-amaestramos-nuestra-consciencia-besa-a-vez-q-muerde