Hace falta mucha energía para poner un poco de orden en nuestra existencia breve, confusa y huidiza. Hace falta una resistencia inflexible a todas las huidas que nos ofrece la existencia sin cesar.


hace-falta-mucha-energía-poner-poco-orden-nuestra-existencia-breve-confusa-y-huidiza-hace-falta-resistencia-inflexible-a-todas-huidas-que
domingo rey d'harcourtfaltamuchaenergíaponerpocoordennuestraexistenciabreveconfusahuidizaresistenciainflexibletodashuidasqueofrececesarhace faltafalta muchamucha energíaenergía parapara ponerponer unun pocopoco deorden enen nuestranuestra existenciaexistencia breveconfusa yy huidizahace faltafalta unauna resistenciaresistencia inflexibletodas laslas huidashuidas queque nosnos ofreceofrece lala existenciaexistencia sinsin cesarhace falta muchafalta mucha energíamucha energía paraenergía para ponerpara poner unponer un pocoun poco depoco de ordende orden enorden en nuestraen nuestra existencianuestra existencia breveconfusa y huidizahace falta unafalta una resistenciauna resistencia inflexibleinflexible a todasa todas lastodas las huidaslas huidas quehuidas que nosque nos ofrecenos ofrece laofrece la existenciala existencia sinexistencia sin cesar

Hemos sido creados con distintas necesidades, por un lado nos hace falta el aire para respirar, el agua, los alimentos y como corolario nos hace falta el amor. quien vive sin amor, realiza lo que un pintor podría llamar: todo un cuadro carente de pintura. samuel akininNo hace falta un comprometedora para dar a la gente sus derechos. Se necesita dinero para respetar el individuo. No hace falta un estudio para eliminar las represiones.Para combatir el antisemitismo no hace falta ser judío, como para luchar contra el racismo no hace falta ser negro. Lamentablemente, a veces parece que para combatir la discriminación de la mujer hace falta ser mujer.No es una falta de amor, pero la falta de amistad que hace que las relaciones infelices.Hace falta tener un ojo abierto para conocer a tu amor verdadero. Pero hace falta tener los dos cerrados para mantenerlo.Encontrar a nuestra alma gemela, reconocer en ella la parte de energía que nos hace falta como para poder iluminar nuestras vidas con la alegría que merecemos, es una tarea hercúlea. cuando afortunadamente algunos lo logran, deben aceptar su suerte y promulgarla, con ello se ayuda a mantener la fe entre aquellas otras que aún siguen extraviadas. samuel akinin levy