grandeza-hombre-no-se-mide-pies-a-cabeza-sino-cabeza-al-cielo
napoleón bonapartegrandezahombrenosemidepiescabezasinocabezaalcielola grandezagrandeza deun hombrehombre nono sese midemide delos piesla cabezasino dela cabezacabeza alla grandeza degrandeza de unde un hombreun hombre nohombre no seno se midese mide demide de losde los piespies a laa la cabezasino de lade la cabezala cabeza alla grandeza de ungrandeza de un hombrede un hombre noun hombre no sehombre no se mideno se mide dese mide de losmide de los pieslos pies a lapies a la cabezasino de la cabezade la cabeza alla grandeza de un hombregrandeza de un hombre node un hombre no seun hombre no se midehombre no se mide deno se mide de losse mide de los piesde los pies a lalos pies a la cabezasino de la cabeza al

La altura de un hombre no se mide de los pies a la cabeza sino de la cabeza hasta el cielo.Los hombres no se miden de los pies a la cabeza,sino de la cabeza al cielo.La mujer no se mide de los pies a la cabeza, sino del corazón al infinito.Aquel cuya cabeza está en el cielo no tenga que preocuparse de poner sus pies en la tumba.No existen países pequeños. la grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus componentes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre.No existen países pequeños. La grandeza de un pueblo no se mide por el número de sus componentes, como no se mide por su estatura la grandeza de un hombre