Fábula es más histórico que hecho, porque de hecho nos habla de un hombre y la fábula nos habla de un millón de hombres.


fábula-más-histórico-que-hecho-hecho-habla-hombre-y-fábula-habla-millón-hombres
fbulamshistóricoquehechohechohablahombrefbulamillónhombresfábula eses másmás históricohistórico queque hechode hechohecho nosnos hablahabla deun hombrehombre yla fábulafábula nosnos hablahabla deun millónmillón dede hombresfábula es máses más históricomás histórico quehistórico que hechoporque de hechode hecho noshecho nos hablanos habla dehabla de unde un hombreun hombre yhombre y lay la fábulala fábula nosfábula nos hablanos habla dehabla de unde un millónun millón demillón de hombresfábula es más históricoes más histórico quemás histórico que hechoporque de hecho nosde hecho nos hablahecho nos habla denos habla de unhabla de un hombrede un hombre yun hombre y lahombre y la fábulay la fábula nosla fábula nos hablafábula nos habla denos habla de unhabla de un millónde un millón deun millón de hombresfábula es más histórico quees más histórico que hechoporque de hecho nos hablade hecho nos habla dehecho nos habla de unnos habla de un hombrehabla de un hombre yde un hombre y laun hombre y la fábulahombre y la fábula nosy la fábula nos hablala fábula nos habla defábula nos habla de unnos habla de un millónhabla de un millón dede un millón de hombres

Las costumbres del que nos habla nos convencen más que sus razonamientosMás que a quien nos habla, por lo que dice, solemos elogiar a aquel que permanece callado y nos escucha.Cuando rezamos hablamos con Dios, pero cuando leemos es Dios quien habla con nosotros.,[original parte 1] el Señor, justo y misericordioso, mientras oramos sin interrupción, nos ha de escuchar con absoluta certeza. [original parte 2] pues Dios, en la Escritura, habla a los hombres a la manera de los hombres.Un hombre no se llama sabia porque habla y habla de nuevo; pero si es pacífico, amoroso y sin miedo a continuación, que se llama en verdad sabia.El hombre que habla mal de mí es porque me tiene envidia, la mujer que habla mal de mí es porque me tiene ganas.¿Qué es la historia sino una fábula convenida?