En la curia hay gente santa, de verdad, hay gente santa. Pero también hay una corriente de corrupción, también la hay, es verdad. Se habla del


en-curia-hay-gente-santa-hay-gente-santa-pero-hay-corriente-corrupción-hay-se-habla-del-lobby-gay-y-está-ahí-hay-que-ver-qué
curiahaygentesantasantacorrientecorrupciónhaysehabladellobbygayestahíhayqueverquéla curiacuria hayhay gentegente santahay gentegente santapero tambiéntambién hayhay unauna corrientecorriente dede corrupcióntambién lala hayse hablahabla dellobby gayestá ahíahí hayhay queque verver quéqué podemosen la curiala curia haycuria hay gentehay gente santahay gente santapero también haytambién hay unahay una corrienteuna corriente decorriente de corrupcióntambién la hayse habla delestá ahí hayahí hay quehay que verque ver quéver qué podemosqué podemos hacer

Se escribe tanto del lobby gay en la Santa Sede, pero aún no tengo una carpeta con la identidad de quien sería parte. El problema es hacer lobby de cualquier tendencia: lobby política, lobby masónica y también lobby gay.Hay dos historias de la verdad. La primera es una especie de historia interna de la verdad, que se corrige partiendo de sus propios principios de regulación [ pero ] hay otros sitios en los que se forma la verdad, alli donde se definen un cierto número de reglas de juego, a partir de las cuales vemos nacer ciertas formas de subjetividad, dominios de objeto, tipos de saber [ ésta es ] una historia externa, exterior, de la verdad.No hay educación si no hay verdad que transmitir, si todo es más o menos verdad, si cada cual tiene su verdad igualmente respetabley no se puede decidir racionalmente entre tanta diversidadLa gente dice que hay dos lados en cada historia, digo hay solamente uno, y ése es el lado de la VerdadEl mundo hay que fabricárselo uno mismo, hay que crear peldaños que te suban, que te saquen del pozo. Hay que inventar la vida porque acaba siendo verdadNo podemos cambiar a la gente, pero hay que cambiar a la gente, y también aceptar el cambio es clave para el éxito.