El sufrimiento es el medio por el cual existimos, porque es el único gracias al cual tenemos conciencia de existir


el-sufrimiento-medio-existimos-único-gracias-al-conciencia-existir
oscar wildesufrimientomedioexistimosúnicograciasalconcienciaexistirel sufrimientosufrimiento esel mediomedio porcual existimosel únicoúnico graciasgracias alal cualtenemos concienciaconciencia dede existirel sufrimiento essufrimiento es eles el medioel medio pormedio por elel cual existimoses el únicoel único graciasúnico gracias algracias al cualal cual tenemoscual tenemos concienciatenemos conciencia deconciencia de existirel sufrimiento es elsufrimiento es el medioes el medio porel medio por elmedio por el cualpor el cual existimosporque es el únicoes el único graciasel único gracias alúnico gracias al cualgracias al cual tenemosal cual tenemos concienciacual tenemos conciencia detenemos conciencia de existirel sufrimiento es el mediosufrimiento es el medio pores el medio por elel medio por el cualmedio por el cual existimosporque es el único graciases el único gracias alel único gracias al cualúnico gracias al cual tenemosgracias al cual tenemos concienciaal cual tenemos conciencia decual tenemos conciencia de existir

El sufrimiento es el medio por el cual existimos, porque es el único gracias al cual tenemos conciencia de existir.Hay dos clases de locura: la vivida en soledad, la cual nos produce sufrimiento, y la colectivamente compartida, la cual nos da un sentido de pertenencia y nos evita tomar conciencia de la primera¿Cuál es la noble verdad del sufrimiento? El nacimiento es sufrimiento, la vejez es sufrimiento, la tristeza y lamentación, dolor, pena y desesperación están sufriendo.La medida y el medio son la culminación de la naturaleza humana. El estado en el cual aún no se manifiesta la esperanza, ni la ira, ni la tristeza, ni la alegría, se llama el medio. El estado en el cual ellas se manifiestan pero aciertan el ritmo justo se llama la armonía.Mi corazón y mi cabeza son dos de mis peores enemigos. Son como el diablo y el ángel, lo único que no puedo averiguar cuál es cuál...