El poder de seducir no es para todos... hay que saber dónde tocar.


el-seducir-no-todos-hay-que-dónde-tocar
seducirnotodoshayquedóndetocarde seducirseducir nono espara todostodos hayhay queque sabersaber dóndedónde tocarpoder de seducirde seducir noseducir no esno es paraes para todospara todos haytodos hay quehay que saberque saber dóndesaber dónde tocarel poder de seducirpoder de seducir node seducir no esseducir no es parano es para todoses para todos haypara todos hay quetodos hay que saberhay que saber dóndeque saber dónde tocarel poder de seducir nopoder de seducir no esde seducir no es paraseducir no es para todosno es para todos hayes para todos hay quepara todos hay que sabertodos hay que saber dóndehay que saber dónde tocar

¡La terrible tiranía de la mayoría! Todos tenemos nuestras arpas para tocar. Y, ahora, le corresponderá a usted saber con qué oído quiere escucharEn la vida no hay nada mas maldito y cruel que los sueños. todo los dias te miente, todos los dias te hostiga, todos los dias te hace sentir, todos los dias te permite vivir donde quieres para simplemente hacerte despertar y saber que dentro del sueño fuistes un tonto que creyo.No hay límites a tiempo o en distancia, excepto como el hombre mismo puede hacerlos. Sólo tengo que tocar el viento para saber estas cosas.Así hay que salir a experimentar nuestra unción, su poder y su eficacia redentora: en las No es suficiente para vencer; hay que aprender a seducir.Donde las reglas del amor, no hay una voluntad de poder; donde predomina el poder, no falta el amor. El uno es la sombra del otro.