El pecado, la culpa, la neurosis que son uno y el mismo, el fruto del árbol del conocimiento.


el-pecado-culpa-neurosis-que-son-y-mismo-fruto-del-árbol-del-conocimiento
pecadoculpaneurosisquesonmismofrutodelrbolconocimientoel pecadola culpala neurosisneurosis queque sonson unoel mismoel frutofruto deldel árbolárbol deldel conocimientola neurosis queneurosis que sonque son unoson uno yy el mismoel fruto delfruto del árboldel árbol delárbol del conocimientola neurosis que sonneurosis que son unoque son uno yson uno y eluno y el mismoel fruto del árbolfruto del árbol deldel árbol del conocimientola neurosis que son unoneurosis que son uno yque son uno y elson uno y el mismoel fruto del árbol delfruto del árbol del conocimiento

La educación es solamente una escalera para recoger el fruto del árbol del conocimiento, no el fruto en síYo no busco la redención de las consecuencias de mi pecado. Yo quiero ser redimido del pecado en sí, o mejor dicho, incluso del pensamiento mismo del pecado. Hasta que alcance ese fin, me sentiré satisfecho de sentirme angustiado.Ni busco ni necesito la conmiseración; las espinas que recojo son del árbol que yo mismo planté. ellas me han herido, y sangro. yo debí saber qué fruto había de brotar de tal semillaEl fruto es una parte del árbol, pero más necesarias son las raíces, el tronco, las ramas o las hojas. Si el árbol no crece adecuadamente, no dará buenos frutos.Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad