El mayor peligro para la mayoría de nosotros no es que nuestras aspiraciones sean muy altas y las desaprovechemos, sino que son demasiado humildes y las alcanzamos.


el-mayor-peligro-mayoría-no-que-nuestras-aspiraciones-sean-altas-y-desaprovechemos-sino-que-son-demasiado-humildes-y-alcanzamos
miguel Ángelmayorpeligromayoríanoquenuestrasaspiracionesseanaltasdesaprovechemossinosondemasiadohumildesalcanzamosel mayorpeligro parala mayoríamayoría denosotros nono eses queque nuestrasnuestras aspiracionesaspiraciones seansean muymuy altasaltas ylas desaprovechemossino queque sonson demasiadodemasiado humildeshumildes ylas alcanzamosel mayor peligromayor peligro parapeligro para lapara la mayoríala mayoría demayoría de nosotrosde nosotros nonosotros no esno es quees que nuestrasque nuestras aspiracionesnuestras aspiraciones seanaspiraciones sean muysean muy altasmuy altas yaltas y lasy las desaprovechemossino que sonque son demasiadoson demasiado humildesdemasiado humildes yhumildes y lasy las alcanzamos

La verdad es que lamentamos la pérdida incluso de nuestras peores costumbres. quizá sean las que más lamentamos. son una parte demasiado esencial de nuestra personalidad. -Oscar Wilde
la-que-lamentamos-pérdida-nuestras-peores-costumbres-quizá-sean-que-más-lamentamos-son-parte-demasiado-esencial-nuestra-personalidad
Los filósofos establecen leyes y normas imaginarias para utópicas comunidades humanas; sus razonamientos son como las estrellas, que dan muy poca luz, porque están muy altas. -Francis Bacon
los-filósofos-establecen-leyes-y-normas-imaginarias-utópicas-comunidades-humanas-razonamientos-son-estrellas-que-dan-poca-luz-están-altas