El hombre nunca será libre hasta que el último rey sea estrangulado con las entrañas del último cura.


el-hombre-nunca-á-libre-hasta-que-último-rey-sea-estrangulado-entrañas-del-último-cura
hombrenuncaserlibrehastaqueúltimoreyseaestranguladoentrañasdelcurael hombrehombre nuncanunca seráserá librelibre hastahasta queque elel últimoúltimo reyrey seasea estranguladoestrangulado conlas entrañasentrañas deldel últimoúltimo curael hombre nuncahombre nunca seránunca será libreserá libre hastalibre hasta quehasta que elque el últimoel último reyúltimo rey searey sea estranguladosea estrangulado conestrangulado con lascon las entrañaslas entrañas delentrañas del últimodel último curael hombre nunca seráhombre nunca será librenunca será libre hastaserá libre hasta quelibre hasta que elhasta que el últimoque el último reyel último rey seaúltimo rey sea estranguladorey sea estrangulado consea estrangulado con lasestrangulado con las entrañascon las entrañas dellas entrañas del últimoentrañas del último curael hombre nunca será librehombre nunca será libre hastanunca será libre hasta queserá libre hasta que ellibre hasta que el últimohasta que el último reyque el último rey seael último rey sea estranguladoúltimo rey sea estrangulado conrey sea estrangulado con lassea estrangulado con las entrañasestrangulado con las entrañas delcon las entrañas del últimolas entrañas del último cura

Los hombres nunca serán libres hasta que el último rey sea estrangulado con las entrañas del último curaSolo cuando se halla talado el último árbol,envenenado el último rio y matado el último pez,el hombre se dará cuenta de que no puede comerse el dinero.Sólo después de que el último árbol sea cortado, sólo después de que el último río sea envenenado, sólo después de que el último pez sea apresado... sólo entonces sabrás que el dinero no se puede comer.Nunca dice que ha fallado hasta que haya alcanzado su último intento, y nunca dice que es su último intento hasta que haya tenido éxito.Algún día llegará tu último vuelo. Ojalá que sea mucho antes que tu último viaje.Cuando el último pez se muera, el último árbol se seque y el último rio esté envenenado, os dareis cuenta de que el dinero no se come