El color de la piel no da el valor a las personas, es cuando pone piel, el alma y el corazón para darle valor a la vida.


el-color-piel-no-da-a-personas-pone-piel-alma-y-corazón-darle-a-vida
engelberth freitescolorpielnodapersonasponepielalmacorazóndarlevidael colorla pielpiel nono dada ellas personascuando ponepone pielel almaalma yel corazóncorazón parapara darledarle valorla vidael color decolor de lade la piella piel nopiel no dano da elda el valora las personases cuando ponecuando pone pielel alma yalma y ely el corazónel corazón paracorazón para darlepara darle valora la vidael color de lacolor de la pielde la piel nola piel no dapiel no da elno da el valorvalor a las personases cuando pone pielel alma y elalma y el corazóny el corazón parael corazón para darlecorazón para darle valordarle valor a lavalor a la vidael color de la pielcolor de la piel node la piel no dala piel no da elpiel no da el valorda el valor a lasel valor a las personasel alma y el corazónalma y el corazón paray el corazón para darleel corazón para darle valorpara darle valor a ladarle valor a la vida

Todavía tengo el sueño de que un día, cada hombre de este país, cada hombre de color en el mundo entero, será juzgado por su valor personal y no por el color de su piel.El que mira el color de la piel es porque se avergüenza del color de su almaA juzgar a alguien por el color de su piel es ignorante. Su complexión de la piel no tiene nada que ver con la moral, sus creencias o inteligencia.La verdadera belleza de una mujer no se encuentra en su color de piel, la textura de su cabello, o su figura... se encuentra en su corazón... su alma....Su espíritu..He aprendido a dominar el arte de ser diferente y para demostrar que no tiene nada que ver con el color de mi piel. El color es irrelevante.Autoestima es ese sentimiento que se encuentra en lo más profundo de tu piel y que habla de tu propio valor.