El amor es siempre paciente y bondadoso, nunca es celoso; el amor nunca es jactancioso u orgulloso; nunca es brusco o egoista, nunca se siente resentido u ofendido. el amor no se solaza con los pecados de la gente, si no que se deleita con la verdad; siempre está dispuesto a perdonar, esperar y confiar y a soportar lo que venga. el amor nunca termina.


el-amor-siempre-paciente-y-bondadoso-nunca-celoso-amor-nunca-jactancioso-u-orgulloso-nunca-brusco-o-egoista-nunca-se-siente-resentido-u-ofendido
i corintio 13:4-8amorsiemprepacientebondadosonuncacelosojactanciosoorgullosobruscoegoistasesienteresentidoofendidonosolazapecadosgentequedeleitaestdispuestoperdonaresperarconfiarsoportarvengaterminael amores siempresiempre pacientepaciente yy bondadosonunca eses celosoel amornunca eses jactanciosojactancioso ununca eses bruscobrusco oo egoistanunca sese sientesiente resentidoresentido uu ofendidoel amorno sese solazasolaza conlos pecadospecados dela gentesi nono queque sese deleitadeleita consiempre estáestá dispuestoesperar yy confiarconfiar ysoportar lolo queque vengael amornunca terminael amor esamor es siemprees siempre pacientesiempre paciente ypaciente y bondadosonunca es celosoel amor nuncaamor nunca esnunca es jactanciosoes jactancioso ujactancioso u orgullosonunca es bruscoes brusco obrusco o egoistanunca se sientese siente resentidosiente resentido uresentido u ofendidoel amor noamor no seno se solazase solaza consolaza con loscon los pecadoslos pecados depecados de lade la gentesi no queno que seque se deleitase deleita condeleita con lasiempre está dispuestodispuesto a perdonaresperar y confiary confiar yy a soportara soportar losoportar lo quelo que vengael amor nuncaamor nunca termina

El amor es siempre paciente y amable, nunca es celoso; no es egoísta ni rencoroso.Nunca precipitarse a caer en el amor, porque el amor nunca se agota; El amor sea la de llamar a su puerta. Además, el verdadero amor se hace esperar.Estoy en amor con las ciudades que nunca he estado y la gente que nunca he conocido.El amor jamás reclama; da siempre. el amor tolera, jamás se irrita, nunca se venga.El amor jamás reclama; da siempre. El amor tolera, jamás se irrita, nunca se vengaNunca fruncir el ceño, porque nunca se sabe cuando alguien está cayendo en el amor con su sonrisa.