El alma que ya no es acosada por la angustia por el futuro ni por la obsesión del pasado, el alma sin fiebre, sin obligaciones, sin impetuosidad, conoce por fin el dulce abandono al presente.


el-alma-que-ya-no-acosada-angustia-futuro-ni-obsesión-del-pasado-alma-fiebre-obligaciones-impetuosidad-conoce-dulce-abandono-al
vladimir jankélévitchalmaqueyanoacosadaangustiafuturoniobsesióndelpasadofiebreobligacionesimpetuosidadconocedulceabandonoalpresenteel almaalma queque yaya nono eses acosadaacosada porla angustiaangustia porel futurofuturo nini porla obsesiónobsesión deldel pasadoel almaalma sinsin fiebresin obligacionessin impetuosidadconoce porel dulcedulce abandonoabandono alal presenteel alma quealma que yaque ya noya no esno es acosadaes acosada poracosada por lapor la angustiala angustia porangustia por elpor el futuroel futuro nifuturo ni porni por lapor la obsesiónla obsesión delobsesión del pasadoel alma sinalma sin fiebreconoce por finfin el dulceel dulce abandonodulce abandono alabandono al presente

El pasado lleva a la presente y el presente conduce hacia el futuro, por lo que es imposible construir el futuro sin conocer el pasado.
el-pasado-lleva-a-presente-y-presente-conduce-hacia-futuro-que-imposible-construir-futuro-conocer-pasado
mas-que-pensar-tu-futuro-preocupate-tu-presente-ello-dejar-acordarte-tu-pasado
Nunca deje que un hombre se imagina que él puede perseguir un buen fin por medio del mal, sin pecar contra su propia alma. El efecto del mal en sí mismo es cierto. -Robert Southey
nunca-deje-que-hombre-se-imagina-que-él-perseguir-buen-medio-del-mal-pecar-contra-propia-alma-el-efecto-del-mal-sí-mismo-cierto