Dionisio dice: la carrera no es más que un retorno de todas las criaturas y un unirse en la descreación. Y cuando el alma llega a este punto, entonces pierde su nombre y Dios la atrae hacia sí, de manera que se anonada, así como el sol atrae hacia sí a la aurora para que se aniquile. (...) Pero la paz absoluta no está en ninguna parte excepto en un corazón separado.


dionisio-dice-carrera-no-más-que-retorno-todas-criaturas-y-unirse-descreación-y-alma-llega-a-este-punto-pierde-nombre-y-dios-atrae
maestro eckhartdionisiodicecarreranomsqueretornotodascriaturasunirsedescreaciónalmallegaestepuntopierdenombrediosatraehaciamaneraseanonadaasísolauroraaniquilepazabsolutaestningunaparteexceptocorazónseparadodionisio dicela carreracarrera nono eses másmás queque unun retornoretorno dede todastodas laslas criaturascriaturas yun unirseunirse enla descreaciónel almaalma llegaeste puntoentonces pierdepierde susu nombrenombre yy diosdios lala atraeatrae haciahacia síde maneramanera queque sese anonadaasí comoel solsol atraeatrae haciahacia síla auroraaurora parapara queque sese aniquilela pazpaz absolutaabsoluta nono estáestá enen ningunaninguna parteparte exceptoexcepto enun corazóncorazón separadola carrera nocarrera no esno es máses más quemás que unque un retornoun retorno deretorno de todasde todas lastodas las criaturaslas criaturas ycriaturas y uny un unirseun unirse enunirse en laen la descreacióncuando el almael alma llegallega a estea este puntoentonces pierde supierde su nombresu nombre ynombre y diosy dios ladios la atraela atrae haciaatrae hacia síde manera quemanera que seque se anonadaasí como elcomo el solel sol atraesol atrae haciaatrae hacia sía la aurorala aurora paraaurora para quepara que seque se aniquilepero la pazla paz absolutapaz absoluta noabsoluta no estáno está enestá en ningunaen ninguna parteninguna parte exceptoparte excepto enexcepto en unen un corazónun corazón separado

El hombre no es de ninguna manera un ser firme y duradero, es más bien un ensayo y una transición, no es otra cosa sino el puente estrecho y peligroso entre la naturaleza y el espíritu. Hacia el espíritu, hacia Dios, lo impulsa la determinación más íntima; hacia la naturaleza en retorno a la madre, lo atrae el más íntimo deseo: entre ambos poderes vacila su vida temblando de miedo.Al tratar de hablar y explicar al cuerpo y su alma, debemos volver a referirnos a la similitud con la vela. que está conformada por el cordel y la llama. la llama, va siempre hacia arriba, ella, es nuestra alma que busca su origen y el cordel atrae la llama a la tierra, éste es el cuerpo que no desea desprenderse de lo divino pero que no quiere perderse de lo terreno. samuel akinin levyEl deseo es un movimiento del alma hacia un objeto que la atrae.Un ser humano es parte de un todo, llamado por nosotros universo, una parte limitada en el tiempo y el espacio. Se experimenta a sí mismo, sus pensamientos y sentimientos como algo separado del resto... algo así como una ilusión óptica de su conciencia. Esta falsa ilusión es para nosotros como una prisión que nos restringe a nuestros deseos personales y al afecto que profesamos a las pocas personas que nos rodean. Nuestra tarea debe ser el liberarnos de esta cárcel ampliando nuestro círculo de compasión para abarcar a todas las criaturas vivas y a la naturaleza en conjunto en toda su belleza.El pensamiento positivo y la actitud positiva atrae la prosperidad, la paz y la felicidad. También nos expone hacia el camino de los logros y el éxito.No es esa la técnica de la acción no violenta. El pueblo ha cometido un error al pensar que todo cuanto implica no matar era no violencia. A veces, matar es la parte más pura de la violencia, porque si se mata al que hace daño abiertamente, se acaba el daño que éste hacía. Pero hostigar es mucho peor. No suprime el daño; por el contrario, lo atrae sobre nuestras cabezas...