De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso.


de-sublime-a-ridículo-no-hay-más-que-paso
napoleon bonapartesublimeridículonohaymsquepasolo sublimelo ridículoridículo nono hayhay másmás queque unun pasode lo sublimesublime a loa lo ridículolo ridículo noridículo no hayno hay máshay más quemás que unque un pasolo sublime a losublime a lo ridículoa lo ridículo nolo ridículo no hayridículo no hay másno hay más quehay más que unmás que un pasode lo sublime a lolo sublime a lo ridículosublime a lo ridículo noa lo ridículo no haylo ridículo no hay másridículo no hay más queno hay más que unhay más que un paso

De lo sublime a lo ridículo no hay más que un pasoDe lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso.El primer paso que da un enamorado es hacer el ridículo. el segundo, adjudicárseloDonde la pintura es más débil, es decir, en la expresión de las ideas más altas morales y espirituales, hay música es sublime fuerteContemplar el paso del tiempo, de los tiempos, hacerse de e? un espectáculo, asistir a él como Júpiter, es propiamente el estado sublime.Lo que salva a un hombre es dar un paso y luego otro paso siempre es el mismo paso, pero hay que tomarlo